La leyenda de la liebre y la tortuga, por Fernando Bonsembiante

 La liebre, como todos sabemos, una vez le jugó una carrera a la tortuga. En una conferencia de prensa, luego de su aplastante victoria, la tortuga explicó que lo que había pasado no era ningún milagro. La liebre estaba tan confiada de ganarle a una simple tortuga que no se molestó en prepararse para la carrera. No sólo eso, sino que, como estaba segura de que no podía perder, se dio el lujo de tratar de humillar a la tortuga parando en el medio del camino para dormir una siesta. Como es de público conocimiento, la liebre no pudo despertarse a tiempo y la tortuga llegó primera a la meta. 'La perseverancia tiene sus frutos', dijo este animal mientras sus admiradoras lustraban su caparazón, hasta dejarlo brillante como un espejo. 'Esto nos sirve para darnos cuenta, de una vez por todas, que lo más increíble puede pasar, si simplemente lo dejamos pasar.' decía a los periodistas antes de subirse a la limousine que la gente de Torneos y Competencias había puesto a su disposición. 'Además', agregó con un tono de misterio, 'tenía a alguien que trabajaba para mí dentro del enemigo, alguien que necesitaba darle una lección a la liebre.'
 Medios de comunicación vinculados al sindicato de liebres y afines iniciaron una campaña mediática para descubrir y exponer a este traidor a la raza. Investigaron al entrenador, al manager, a la familia de la liebre, pero no hubo caso. Ya sin idea de dónde buscar, fueron a ver a la tortuga para que rectificara o ratificara esta información. La tortuga, refugiada en su quinta de Pilar, dijo 'Lo que le pasó a la liebre es lo que le pasa a todos los que creen que se las saben todas. No se la saben todas.' Interrogada por los periodistas sobre qué es lo que no sabe la liebre, dijo 'La liebre sabe correr. Sabe cómo cavar un pozo, sabe cómo encontrar zanahorias y vegetales. Pero, por ejemplo, no sabe cómo hacer para que su corazón lata más rápido. No sabe cómo enfocar sus ojos para ver las cosas con claridad. No sabe cómo diferenciar un ruido inofensivo de un ladrido de un peligroso perro. No sabe cómo diferenciar el olor de comida del olor de un veneno. Si fuera por él no podría digerir su comida porque no sabe cómo hacerlo. Tampoco podría curarse de una herida, no sabe hacerlo. No sabe cómo separar el oxigeno del aire y llevarlo a las partes del cuerpo que lo necesitan. No sabe cómo expulsar de su cuerpo a los invasores que tratan de enfermarlo. Y no sabe una infinidad de cosas por el estilo, podría estar toda la noche diciéndoles cosas que no sabe hacer.'
 Los periodistas estaban confundidos. 'Es cierto que ninguna liebre sabe cómo hacer todas esas cosas. Pero de todas formas, a las liebres les late el corazón más rápido cuando corren, las liebres pueden ver y reconocer objetos en mucho menos que una fracción de segundo, saltan si oyen a un perro, pero es cierto, por ejemplo, la liebre salta primero y luego se da cuenta de que ladró un perro y recien entonces sabe por qué saltó.' 'Justamente', dijo la tortuga. 'La liebre no sabe pero sin embargo lo hace. Entonces, quién es el que sabe hacer todo esto que la liebre puede ignorar tan cómoda y seguramente?' Los periodistas no sabían que responder. 'Les voy a decir. Dentro de la mente de la liebre hay otra mente. Es una mente mucho más grande, sabia y vieja que la mente de la tortuga. Es una mente que antes de que la liebre naciera estaba controlando sus latidos, sus movimientos, controlaba el azucar en la sangre, controlaba el oxígeno que llegaba a sus órganos, controlaba todo, desde meses antes de que naciera. Aún ahora sigue haciéndolo. Cuando la liebre descansa esa mente trabaja más que nunca, sueña, y al mismo tiempo mantiene a la liebre viva y saludable. Es una mente que jamäs descansa, está siempre alerta a la posibilidad de un peligro, está siempre trabajando para la liebre. Ya es hora de que esa mente tenga un reconocimiento, ahora me voy a dormir la siesta, tengo mucho por soñar, gracias por venir y hasta luego' dijo la tortuga mientras cerraba la puerta de su casa en los hocicos de los periodistas.

--------------------------------------------------------------------------------------------------
 Cada ves más se considera como una amenaza el viaje en el tiempo. La historia está siendo contaminada.
 La Enciclopedia Galáctica tiene mucho que decir sobre la teoría y la práctica del viaje en el tiempo, la mayoría de lo cual es incomprensible para cualquiera que no hay pasado por lo menos cuatro vidas estudiando hipermatemáticas avanzadas, y como esto era imposible de hacer antes de que se inventara el viaje en el tiempo, hay una cierta confusión sobre cómo se llegó a esa idea en principio. Una racionalización de este problema dice que el viaje en el tiempo era, por su misma naturaleza, descubierto simultáneamente en todos los períodos de la historia, pero esto es claramente un verso.
 El problema es que actualmente, mucho de la historia claramente es puro verso.
 Aquí hay un ejemplo. Puede no parecerle importante a alguna gente, pero para otros es crucial. Ciertamente es significativo en cuanto este único evento causó que se organizara la Campaña por un Tiempo Real, en primer lugar... (¿o fué en último lugar? Depende de en que sentido consideres que sucede la historia, y esto, también, es una pregunta cada vez más complicada).
 Hay, o hubo, un poeta. Su nombre era Lallafa, y escribió lo que se considera ampliamente por toda la galaxia, como los mejores poemas en existencia, las Canciones de la Tierra Larga.
 Son o eran inexpresablemente maravillosos. Esto significa que uno no puede hablar mucho acerca de ellos de golpe sin inundarse tanto de emoción, verdad y sentido de completitud y unión con todas las cosas que de repente vas a necesitar una repentina vuelta manzana, posiblemente parando a la vuelta en algún bar para un vasito de perspectiva con soda. Eran así de buenos.
 Lallafa vivió en los bosques de las Tierras Largas de Efffa. Vivió allí y escribió sus poemas allí. Los escribió en hojas hechas de hojas secas de habra, sin el beneficio de una educación o de líquido corrector. Escribió sobre la luz en el bosque, y lo que pensaba de eso. Escribió sobre la oscuridad en el bosque, y lo que pensaba de eso. Escribió sobre la chica que lo abandonó y lo que pensaba precisamente de eso.
 Mucho después de su muerte sus poemas fueron encontrados y la gente se maravilló. Su fama se expandió como el sol de la mañana. Por siglos iluminaron y humedecieron las vidas de mucha gente, las cuales hubieran sido, sin esos poemas, más oscuras y más secas.
 Entonces, poco después de la invención del viaje en el tiempo, algunas grandes empresas fabricantes de líquido corrector se preguntaron si sus poemas hubiesen sido todavía mejores si hubiese tenido acceso a algún líquido corrector de alta calidad, y si podría ser persuadido a decir algunas palabras al respecto.
 Viajaron por las corrientes del tiempo; lo encontraron. Le explicaron la situación, con algo de dificultad, y en efecto lo convencieron. En efecto, lo convencieron tanto que se hizo extremadamente rico gracias a ellos, y la chica acerca de la cual iba a escribir con tanta precisión jamás llegó a abandonarlo, y en efecto se mudaron fuera del bosque a un lindo departamento en la ciudad y viajaba frecuentemente al futuro para dar charlas, donde brillaba con su ingenio.
 Nunca llegó a escribir los poemas, por supuesto, lo que fue un problema, pero de fácil solución. Los fabricantes de líquido corrector simplemente lo mandaron por una semana a algún lugar con una copia de una edición posterior de su libro y pilas de hojas secas de habra para que lo copie allí, cometiendo algunos errores deliberados y corrigiéndolos con su líquido corrector.
 Ahora, mucha gente dice que esos poemas de repente no valen nada. Otros argumentan que son exactamente lo mismo que siempre fueron, entonces, ¿qué cambió? Los primeros dicen que ése no es el problema. No están muy seguros de cuál es el problema, pero están bastante seguros de que éso no es. Ellos organizaron la Campaña por un Tiempo Real para tratar de evitar que sigan pasando estas cosas. Su posición fue considerablemente fortalecida por el hecho de que una semana después de que se organizaron, apareció la noticia de que no sólo se había demolido la Gran Catedral de Chalesm para construir una nueva refinería de iones, sino que la construcción de la refinería había tomado tanto tiempo, y había habido que extenderla tanto en el pasado para permitir que la producción de iones empiece a tiempo, que la Catedral de Chalem ahora nunca había sido constuída, en principio. Postales con fotos de la catedral de repente se volvieron inmensamente valiosas.
 Entonces, una gran parte de la historia ahora desapareció para siempre. La Campaña para un Tiempo Real dice que de la misma manera en que la facilidad del viaje erosionó las diferencias entre un país y otro, y entre un mundo y otro, ahora el viaje en el tiempo está erosionando las diferencias entre una época y otra. "El pasado," dicen, "ahora es realmente igual a un país extranjero. Hacen las cosas exactamente igual que aquí."
 

-------------0000000000---------------

 Un camino es sólo un camino; si sentís que no deberías seguirlo, no debés permanecer con él bajo ninguna condición. Para tener tal claridad tenés que llevar una vida disciplinada. Solo así vas a saber que cualquier camino es sólo un camino, y no es una ofensa, para uno mismo o para otros, dejarlo si es lo que tu corazón te dice. Pero tu decisión de seguir en el camino o dejarlo debe estar libre de miedo o ambición. Te lo advierto. Mirá muy de cerca y deliberadamente a cada camino. Probalo todas las veces que lo creas necesario. Esta pregunta es una que sólo hace un hombre muy viejo. Mi benefactor me lo dijo cuando yo era muy joven, y mi sangre era demasiado vigorosa como para que yo lo entienda. Ahora lo entiendo. Les voy a decir cuál es esta pregunta: ¿Este camino tiene corazón?
 Todos los caminos son iguales: no llevan a ninguna parte. Hay caminos que van a través de los arbustos o dentro del arbusto. En mi propia vida puedo decir que atravesé caminos largos, muy largos, pero no estoy en ninguna parte. La pregunta de mi benefactor ahora tiene significado. ¿Este camino tiene corazón? Si lo tiene, el camino es bueno; si no, no sirve para nada. Ambos caminos llevan a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno hace una viaje alegre, mientras lo sigas, sos uno con el camino. El otro va a hacerte maldecir tu vida. Uno te hace más fuerte, el otro te debilita...
 Un camino sin corazón nunca es disfrutable. Tenés que trabajar mucho incluso para tomarlo. Por otro lado, un camino con corazón es fácil, no te cuesta trabajo que te guste... Antes de embarcarse en él tenés que hacerte la pregunta: ¿Este camino tiene corazón? Si la respuesta es no, vas a saberlo, y entonces tenés que elegir otro camino... El problema es que nadie hace esa pregunta, y cuando un hombre finalmente se da cuenta de que tomó un camino sin corazón, el camino está listo para matarlo. En ese punto pocos hombres pueden parar a pensar y dejar el camino...
 Para mí existe sólamente el viajar por caminos con corazón, en cualqier camino que pueda tener corazón. Por ahí viajo, y el único desafío que vale la pena es atravesarlo en toda su longitud. Y por ahí viajo, buscando, buscando, sin aliento.

 Carlos Castaneda
 

-------------------000000000000------------------

-------------------000000000000------------------

 Si pensamos en la existencia del individuo como una habitación más grande o más pequeña, se hace evidente que la mayoría de la gente aprende aconocer sólo una esquina de su habitación, un lugar junto a la ventana, un pedacito de suelo que recorren caminando. Entonces tienen una cierta seguridad. Y aún así esa peligrosa inseguridad es mucho más humana, es lo que lleva a los prisioneros de las historias de Poe a sentir con sus manos las formas de sus horribles catacumbas y no ser extraños al terror inexpreable de su prisión. Nosotros, de todas maneras, no somos prisioneros. No tenemos trampas sobre nosotros, y no hay nada que debiera intimidarnos o preocuparnos. Nos asentamos en la vida como en el elemento al cual mejor correspondemos, y sobre y por encima de esto, a través de miles de años de acomodación nos hacemos tan parecidos a esta vida, que cuando nos quedamos quietos somos, a través de una alegre mímica, escasamente distintos a todo lo que nos rodea. No tenemos ninguna razón para desconfiar de nuestro mundo, porque no está en contra nuestro. Si tiene terrores, son nuestros terrores, si teine abismos esos abismos nos pertenecen, cuanod hay peligros cercanos, tenemos que tratar de amarlos. Y si solamente acomodáramos nuestra vida de acuerdo a ese principio que nos aconeja que siempre debemos continuar con lo difícil, entonces lo que ahora todavía nos parece lo más extraño se va a convertir en lo que más confiamos y en lo que encontramos com más fiel. Cómo podemos olvidar esos viejos mitos sobre dragones que al último momento se convierten en princesas, quiá todos los dragones de nuestra vida son princesas que sólo están esperando vernos de una vez hermosos y valientes. Quizá todo lo terrible es en su ser más profundo algo indefenso que necesita nuestra ayuda.

 Rainer María Rilke

-------------------000000000000------------------

------------------000000000000--------------

 Un hombre de conocimiento vive de actuar, no de pensar acerca de actuar, no de pensar acerca de qué va a pensar cuando termine de actuar. Un hombre de conocimiento elije un camino con corazón y lo sigue, y después mira y se alegra y ríe, y entonces ve y sabe. Sabe que su vida va a terminar demasiado pronto, sabe que él, como todos los demás, no está yendo a ningún lugar, sabe, porque ve, que nada es más importante que otra cosa. En otras palabras, un hombre de conocimiento no tiene honor, no tiene dignidad, no tiene familia, no tiene nombre, no tiene país, sólo tiene una vida para vivirla, y bajo esas circunstancias su único vínculo con los demás hombres es su locura controlada. Entonces, un hombre de conocimiento emprende cosas, suda, resopla, y si uno lo mira es igual a cualquier hombre ordinario, excepto que la locura de su vida está bajo control. Ya que nada es más importante que ninguna otra cosa, un hombre de conocimiento elije y actúa, y actúa como si le importara. Su locura controlada le hace decir lo que le importa y le hace actuar como si le importara, y sin embargo sabe que no le importa; entonces, cuando completa sus actos se retira en paz, y si sus actos fueron buenos o malos, o funcionaron o no, no es de ninguna manera parte de su preocupación.

 Carlos Castaneda

------------------000000000000--------------

El ruido de las explosiones lo despertaron. Miro por la ventana y no vio nada. Se iba a volver a dormir cuando se dio cuenta de que donde ahora habia un agujero ayer habia una ciudad. 'Supongo que esto significa que mañana no tengo que ir a trabajar' dijo y volvio a la cama.

El auto empezo a toser y se nego a seguir el viaje. 'Otra vez el carburador', dijo y se bajo a revisarlo. Cuando cerro la puerta del auto lo que tenia en la mano era la escotilla de un submarino. Estaban bombardeandolos y debian sumergirse. 'Por lo menos, uno asi no se aburre' dijo.

Estaba rezando en la iglesia. 'Por favor, dame una señal' dijo. En ese momento un terremoto destruyo la mitad de la ciudad de Osaka. Dos aviones chocaron en el cielo sobre Boston. Llovio sangre humana en Calcuta. 'Es inutil, jamas me contesta'.

Entro con paso decidido a la biblioteca de Babel. 'Aca hace falta un indice referencial' dijo con aires de suficiencia. Los empleados se le rieron en la cara. 'Alguna vez tratamos de empezar, pero es una tarea infinita como la misma biblioteca'. 'Excelente! tenemos nuestros empleos asegurados' dijo el bibliotecario y se puso a trabajar.
 

------------------000000000000--------------
 11. Pero la divinización de las dos grandes luminarias no hace siempre de la luna la esposa del sol. Así, para los indios ge del Brasil central y nororiental, este astro es una divinidad masculina que no presenta ningún vinculo de parentesco con el sol. En todo el mundo semítico del sur (arábigo, surarábigo, etiópico), la luna es igualmente de sexo masculino y el sol de naturaleza femenina, pues para estos pueblos nómadas y caravaneros la noche es dulce y reposante, propicia a los viajes. También entre otros pueblos no nómadas la luna es de naturaleza masculina. Es el guía de las noches.
 12. En la tradición judía la luna simboliza al pueblo de los hebreos. Así como la luna cambia de aspecto, el hebreo nómada modifica continuamente sus itinerarios. Adán es el primer hombre en comenzar una vida errante, Caín es un vagabundo. Abraham recibe una orden de Dios diciéndole que abandone su país y la casa de su Padre; su posteridad sufre la misma suerte: la diáspora, el judío errante, etc. Los cabalistas comparan la luna que se oculta y se manifiesta a la hija del rey. La luna aparece y se retira; alterna las fases visibles con las invisibles. En el Génesis, Tamar embarazada está a punto de dar a luz: «tenia dos gemelos en su seno. En el instante de parir, uno de ellos sacó una mano; la partera se la tomó y le ató un hilo escarlata, diciendo: Éste salió primero. Pero como él retirase la mano, fue su hermano el que salió. Dijo ella: iVaya brecha que te has abierto!, y le llamó Peres. Salió después su hermano, el que tenia en la mano el hilo escarlata y le llamó Zéraj.» Ahora bien, el nombre de la palmera es tamar, en la cual se encuentra a la vez lo masculino y lo femenino. Por esta razón, según el Bahir, los niños de Tamar se comparan al sol y la luna que sale y vuelve a entrar para dejar pasar al sol primero.
 13. La luna (en arábico Qamar) se menciona muy frecuentemente en el Corán. Como el sol, es uno de los signos del poder de Alláh. Creada por Alláh la luna le rinde homenaje. <<Alláh la ha sometido a los hombres para medirles el tiempo, en particular mediante sus fases. Su ciclo permite el cálculo de los días. Pero en el día del juicio se verá partirse la luna, se juntará con el sol y se eclipsará». Existen dos calendarios en el islam; uno solar, para las necesidades de la agricultura; otro lunar, por razones religiosas, ya que la luna regula los actos canónicos. El Corán mismo emplea un simbolismo lunar. Las fases de la luna y la medialuna evocan la muerte y la resurrección. Ibn al-Mottaz, diez siglos antes que Victor Hugo, dio con esta imagen célebre: Contempla la belleza de la medialuna que, recién aparecida desgarra con sus rayos de luz las tinieblas. Como una hoz de plata, que entre flores que brillan en la obscuridad, siega narcisos. Lo primero que nos llega a la mente cuando se quiere describir una cosa excesivamente bella y mostrar su extrema perfección es decir: un aspecto semejante a la luna...
Para Jalal-od Din Rumi, «el Profeta refleja a Dios como la luna refleja la luz del sol. Así el místico que vive del fulgor de Dios se asemeja a la luna, por la cual se guían de noche los peregrinos».
 14. Como la tierra, el sol y los elementos, la luna sirve de garantía en las fórmulas usuales del juramento irlandés. El calendario céltico, que conocemos en su forma luno-solar de Coligny, era originalmente lunar: «por este astro (la luna) los galos regulan sus meses y años, así coma sus siglos de treinta años» (Plinio, Historia Natural).
 15. En las manchas de la luna se ve representado todo el bestiario lunar según la imaginación de los diferentes pueblos. En Guatemala y México figuran un conejo y algunas veces un perro. En el Perú un jaguar o un zorro. Pero, tanto en el Perú como en el folklore europeo, ciertas tradiciones ven los rasgos de un rostro humano, mientras que, siguiendo una tradición de los incas, están hechas de polvo que el sol había lanzado por celos a la cara de aquélla para obscurecerla, por encontrarla más brillante que él. Para los yakuto, las manchas de la luna representan a una niña que lleva sobre los hombros una percha con dos cubos de agua. La misma imagen es completada por un mimbral entre los buriato. En Europa se dio una figuración análoga, la cual se encuentra también entre algunos pueblos de la costa noroeste de América, tales como los tlingit y los haida. Los tártaros del Altai ven en ella a un viejo canibal, que fue arrebatado a la tierra por los dioses para proteger a la humanidad. Los pueblos altaicos ven en ella una liebre. Perros lobos y osos habitan la luna o aparecen en los mitos que conciernen a sus cambios de fases como en Asia central, particularmente entre los gold, los ghiliaks y buriato.
 16.
 a) La luna, cuyo disco aparente es de la misma dimensión que el del sol, tiene en astrología un papel particularmente importante. Simboliza el principio pasivo, pero fecundo, la noche, la humedad, lo subconsciente, la imaginación, el psiquismo, el sueño, la receptividad, la mujer y todo lo inestable, lo transitorio y lo sujeto a influencia, por analogía con su papel astronómico de reflector de la luz solar. La luna da la vuelta al zodiaco en 28 días y algunos historiadores piensan que el zodíaco lunar de 28 casas (hoy día poco usado en la astrología occidental) es más antiguo que el zodíaco solar de 12 signos; esto explica la importancia de la luna en todas las religiones y tradiciones. Los budistas creen que Buddha meditó 28 dias bajo la higuera, es decir, un mes lunar o un ciclo perfecto de nuestro mundo sublunar, antes de alcanzar el nirvana y llegar al conocimiento perfecto de los misterios del mundo. Los brahmanes enseñan que por encima del estado humano hay 28 estados angélicos o paradisíacos, es decir, que el influjo lunar también se ejerce tanto en los planos sutiles y sobrehumanos como en el mundo fisico. Los hebreos relacionan el zodiaco lunar con las manos de Adam Kadmón, el hombre universal; 28 es el número de la palabra cHaLaL = vida, y de las falanges de ambas manos. La diestra, la que bendice, está en relación con la luna creciente, y la siniestra, la que lanza los maleficios, con los 14 días de la luna menguante. Las imágenes simbólicas de las 28 moradas lunares hindúes figuran en la Astronomie Indienne del abate Guérin
 b) Fuente de innumerables mitos, leyendas y con la imagen de diversas divinidades (Isis, Ishtar, Artemis, Diana, Hécate...), la luna es símbolo cósmico que se ha extendido a todas las épocas, desde tiempos inmemoriales hasta nuestros dias, de uno a otro horizonte. A través de la mitología, el folklore, los cuentos populares y la poesía este símbolo concierne a la divinidad de la mujer y a la potencia fecundante de la vida, encarnada en las divinidades de la fecundidad vegetal y animal, fundidas en el culto de la Gran Madre (Mater Magna). Esta corriente perdurable y universal se prolonga a través del simbolismo astrológico, que asocia al astro de las noches la impregnación de la influencia maternal sobre el individuo en cuanto madre, alimento, madre-calor, madre-caricia madre-universo afectivo. Para el astrólogo, la luna testimonia, en el seno de la constelación del nacimiento del individuo, la parte del alma animal, representada en esta región, donde domina la vida infantil, arcaica, vegetativa, artísticas y anímica de la psique. La zona lunar de la personalidad es esta zona nocturna, inconsciente, crepuscular de nuestros tropismos, de nuestras pulsiones instintivas. Es la parte de lo primitivo que dormita en nosotros, viva aún en el sueño, las ensoñaciones, los fantasmas, lo imaginario, y que modela nuestra sensibilidad profunda. Es la sensibilidad del ser íntimo librado al encantamiento silencioso de su jardín secreto, de la impalpable canción del alma, refugiado en el paraíso de su infancia, replegado en si mismo, acurrucado en un sueño de la vida, sino librado a la embriaguez del instinto, abandonado al trance de un escalofrío vital que lleva su alma caprichosa, vagabunda, bohemia, fantástica, quimérica, al gusto de la aventura...
 17. La luna también es el símbolo del sueño y lo inconsciente como valores nocturnos. Entre los dogon el zorro pálido Yurugu, maestro de la adivinación el único que conoce la primera palabra de Dios, que no habita el hombre más que en sus sueños, simboliza la luna. Pero lo inconsciente y el sueño forman parte de la vida nocturna. El complejo simbólico lunar e inconsciente asocia a la noche los elementos agua y tierra, con las cualidades de frío y de humedad, por contraposición al simbolismo solar y consciente, el cual asocia al día los elementos aire y fuego y las cualidades de calor y sequia. La vida nocturna, el sueño, lo inconsciente y la luna son términos que se emparentan con el dominio misterioso de lo doble; sorprende, en este sentido, ver asociada a la luna la hermosa metáfora de la lanza del eco en una leyenda buriata. Según la interpretación de Paul Diel (Introduction), la luna y la noche simbolizan la imaginación malsana salida de lo subconsciente; añadamos que el autor entiende por subconsciente «la imaginación exaltadora y represora». Esta simbolización se aplica, en numerosas culturas, a toda una serie de héroes o divinidades que son lunares, nocturnos, incumplidos y maléficos.
 18. «La Luna -o el Crepúsculo- arcano mayor del Tarot, según ciertos intérpretes, expresaría la enlodadura del espíritu en la materia; la neurastenia, la tristeza, la soledad, las enfermedades; el fanatismo, la falsedad, la falsa seguridad, las apariencias engañosas, la falsa ruta, el robo cometido por los allegados o servidores, las promesas sin valor; el trabajo, la conquista penosa de la verdad, la instrucción por el dolor o las ilusiones, las decepciones, las trampas, el chantaje y los extravíos. Este arcano completa las significaciones del Enamorado y, como esta lámina, corresponde en astrologia a la sexta casa horoscópica. Añadamos que la Luna de un Tarot francés del comienzo de siglo XVIII citado por Gérard van Rijnbeck, reproduce no dos perros ladrantes como en los juegos corrientes, sino una vaca, una cigüeña y una oveja; lo cual remite a la atribución tradicional de los animales domésticos a la sexta casa horoscópica». Conviene sin embargo examinar esta lámina desde más cerca: la luna se nos presenta dividida en tres planos. Del disco lunar azul, sobre el cual se dibuja un perfil en forma de medialuna, parten veintinueve rayos: siete azules, siete blancos y, más pequeños, quince rojos. Entre el cielo y la tierra hay ocho gotas azules, seis rojas y cinco amarillas que parecen ser aspiradas por la luna. El suelo amarillo está accidentado y no tiene más que dos plantitas de tres hojas, mientras que, en el fondo del paisaje, a derecha e izquierda, se levantan dos torres almenadas con chaflanes que parecen estar una a cielo abierto y la otra cerrada. En el centro del paisaje, dos perros color carne (o un lobo y un perro) están enfrentados con las fauces abiertas pareciendo aullar, y se puede pensar que el de la derecha agarra una de las gotas azules. Por último, en el tercio más bajo de la lámina, en medio de un espejo de agua azul, rayado de negro, avanza un enorme cangrejo visto por el lomo, igualmente azul. Estos tres planos bien distintos son los de los astros, la tierra y las aguas. La luna que los domina sólo ilumina por reflejo y aspira hacia ella todas las emanaciones de este mundo, tengan éstas el color del espíritu y la sangre, del alma y su potencia oculta o del oro triunfante de la materia. Los dos canes cerberos, guardianes y psicopompos, ladran a la luna y nos recuerdan que a través de toda la mitología griega han sido los animales consagrados a Artemis, cazadora lunar, y a Hécate tan poderosa en el cielo como en los infiernos, como lo sugieren las dos torres, límites de los dos mundos opuestos. Incluso el cangrejo ha sido asociado a menudo a la luna por su marcha de delante para atrás, semejante a la del astro. Pero la luna se ha considerado siempre como mentirosa y no debemos quedarnos en esas apariencias de orden cósmico, pues esta lámina tiene una significación más profunda y de orden psíquico «La luna, dice Plutarco, es la morada de los hombres buenos después de su muerte. Llevan allí una vida que no es ni divina, ni bienaventurada, pero sin embargo exenta de preocupación hasta su segunda muerte. Pues el hombre debe morir dos veces». De esta forma la luna es la estancia de los humanos entre la desencarnación y la segunda muerte, que preludiará el nuevo nacimiento. Las almas, en forma de gotas, de tres colores diferentes, correspondiendo tal vez a tres grados de espiritualización, suben entonces hacia la luna y, si los perros las quieren asustar es para impedirles rebasar los limites prohibidos por donde se extraviaría la imaginación. El mundo de los reflejos y las apariencias no es el de la realidad. Lo único presente en las aguas azules inundadas de claridad lunar es el cangrejo; recuerda al signo astrológico del Cáncer que tradicionalmente es el domicilio de la luna y favorece el retorno a si mismo, el examen de conciencia. Como el escarabajo egipcio devora lo que es transitorio y participa en la regeneración moral.
En la vía de la iluminación mística adonde nos conduce el arcano decimoséptimo (la Estrella), la luna aclara el camino, siempre peligroso, de la imaginación y de la magia, mientras que el sol abre la vía regia de la razón y la objetividad.

------------------000000000000--------------

Iba caminando solo por la playa. Era temprano, los sonidos, bajarles el volúmen hasta que su mente se detenga, luego aprende a amarlo. Muchos lo llamarán ruido, las olas que llegaban a la distancia. Miró hacia arriba y alcanzó a ver ese problema con claridad. A veces esa imagen podía darle un tamaño manejable, hasta sentirse cómodo con esas ropa mojadas, escucho claramente cómo controlar.  Esta persona que le hizo sentir nuevamente una solución, una puma blanca, que ni pensar pensamientos pacíficos, tranquilos, suaves, la seguridad...  de estar en un número 00 enorme rojo. El estaba demasiado presente, le dio, sobre esos acantilados, es fácil verlo de principio a fin, volver la película en realidad, el mismo sueño. Quizá tengan distintos personajes, recordaba, mientras logra detenerse, sentarse frente al mar, esas formas, recordaba el libro con exactitud, también descubri que ya está rodeado de azul celeste mucho menos llegar a un problema aunque a que hay cosas que solamente pueden ser entendidas en un panel que estaba en un murmullo tranquilizador, o a el mar es fácil, muy pesados, cuando tenías hambre, 21, te dejaste llevar, 71, recién empezaba a verse algo de carne. Un aroma a humo, la ropa fría en esa cálida mañana de verano. Con cada paso se hundía, un viaje largo en auto, 24, contando los seis sueños no lo vas a poder entender, pero nunca les llegamos a prestar atención, aprender, realmente relajarse, realmente relajarse, realmente aprender, lo que me despertaba con la yema de sus dedos. La empujó, no sintió ninguna resistencia, por ejemplo, el olor penetrante, como cuando eras chico querías dormir en la punta de tamaño estaba rodeado por el otro a había salido. En la penumbra, caminaba, se sentó a la puerta, recordaba que el libro trataba sobre un explorador le dijo que seguramente esa imagen podía la playa no quería poder tocar la playa lo mojaban, no tiene ya está casi olvidada. Es una voz que nos habla con una sabiduría que acordarme empezar a formarse una comprensión que no se hace azul celeste mucho más fácil de lo que parecía imposible entenderlos alguna vez, hace mucho, mucho claro.  Cuando te despiertes del papel en sus cosas, volvi a su alrededor, recordaba el libro claramente, la distancia alcanzó a ver una chimenea de la casa donde lo empujaba a detenerse, el olor ligeramente húmedo, con ese murmullo del mar, ese azul verdoso del mar, veía que le incomodaba la que estaba buscando. El primero de esos sueños no lo vas a poder tocar la solución en la arena, le parecía que lo que hacer grandes fuerzos para empujar cualquier obstáculo que impidiera su camino. Recordaba especialmente un capítulo, donde el explorador se agitaba adentro suyo no pudiese quedarse quieto, como el mar. Recordaba el blanco amarillento del viejo libro mágico, que te dicen sin prestarle atencion que al respirar o al latir del corazón. El aire era cálido, estaba impregnado de un relámpago por la playa. Era temprano, lo que me ayudó a vivir una vida digna de ser vivida.